Saltar al contenido

Prólogo de los editores

(RECM, 1.- 2009, pp. IX-XIV)

Con el presente ejemplar nace la Revista de Estudios del Campo de Montiel, (RECM), un proyecto investigador que varias generaciones de campomontieleños vienen considerando necesario realizar pero que nunca se ha materializado plenamente. Se pretende fomentar los estudios de Arqueología, Historia, Literatura, Musicología, Ecología, Economía, Sociología, etc. de la comarca del Campo de Montiel, una altiplanicie situada a caballo de las provincias de Ciudad Real y Albacete y entre el extremo Sur de la llanura manchega y el reborde septentrional de Sierra Morena y sierras de Alcaraz. Queremos resaltar el interés de la RECM por no dejar de lado el estudio de la Etnografía, una materia frecuentemente infravalorada por sus connotaciones localistas pero que, en unos momentos en los que apenas quedan rasgos de la sociedad preindustrial, aporta una información fundamental en distintos campos si es enfocada y tratada científicamente.

La RECM acomete consciente y humildemente la tarea de dar cabida a estos temas para ocupar una parcela de conocimiento a medio camino entre las revistas profesionales de ámbito provincial-nacional y los estudios locales acríticos y las ediciones de autor. Obviamente, la principal brecha entre unos y otros radica en la formación de los investigadores y en el público al que van dirigidas las investigaciones, pero, en otros casos, lo que también existe es un desconocimiento e inexistencia de medios necesarios para generar y encauzar Ciencia y fuentes primarias. Por tales razones, este proyecto se concibe como puente científico entre ambas realidades; un Consejo Asesor formado por doctores de distintos centros universitarios y de reconocida valía investigadora velará por la calidad de lo publicado. De forma sintética, se dará cabida a:

–    Artículos de investigadores profesionales cuya temática puntual, de aspectos muy concretos o locales, no se publican habitualmente en revistas de mayor ámbito aun cuando se trata de información básica para otros posibles estudios. Los primeros ensayos de los jóvenes investigadores tampoco encuentran espacio en foros reservados a figuras de más peso.
–    Artículos de estudiosos y eruditos de la comarca que no publican en revistas de mayor calado por cautela o por desconocimiento de su funcionamiento. Si sus conocimientos, forjados durante toda una vida sobre el terreno, son desarrollados, contrastados y expuestos con unos criterios ético-científicos se convierten en un valor necesario para el estudio de la comarca.
–     Recensiones de algunos libros que permitan acercar su contenido y ejercer una mínima crítica.
–    Bianuario de publicaciones (libros, audiovisuales, tesis doctorales…) que tratan temas relacionados con la comarca para que otros investigadores conozcan la edición de trabajos cuya ámbito de relevancia, con frecuencia, no supera los límites del término municipal.
–    Bianuario de eventos culturales que se consideran destacables en relación con la línea editorial de la RECM, pues muchas de las actividades que se desarrollan en la comarca –jornadas, exposiciones, etc.– no son plasmadas finalmente en publicaciones.

En el caso de los bianuarios se ha de señalar que se trata de dos secciones sumamente interesantes pero que se hallan en fase de consolidación. Son muchas las actividades que se realizan pero, por cuestiones obvias, no se puede tener una certeza absoluta del grado de interés de cada una de ellas en la treintena de localidades sobre las que fijamos nuestra atención. Su inclusión, al menos en este primer número, revela la necesidad de tenerlas en cuenta y el potencial de indexarlas correctamente.

Estos parámetros se encaminan a la consecución de objetivos que son comunes a otros proyectos similares que se han mostrado muy positivos en otras regiones. Por un lado, se proporciona un vehículo para profundizar en diversos aspectos de una comarca que ha infrautilizado el potencial científico de su patrimonio histórico-artístico, natural, etc. Frente a esta tónica propia de zonas rurales deprimidas, la RECM también se erige como herramienta para analizar y construir propuestas de futuro. Ambas iniciativas son un primer paso para crear un corpus documental a disposición de todo investigador que pretenda profundizar en la comarca. En última instancia, es nuestro deseo que esta Revista sea el lugar de encuentro y colaboración entre distintas personas, asociaciones y sectores de la comarca con el fin de levantar un Centro de Estudios del Campo de Montiel dinámico y solvente. A todos ellos, nuestro más sentido agradecimiento.

Si la horquilla cronológica que abarcarán los estudios de la RECM es indefinida, desde la Prehistoria de la Tierra hasta hoy día, más espinoso es determinar el ámbito geográfico. Las dimensiones de la comarca del Campo de Montiel varían en función del criterio político o geográfico que se utilice. Sin remontar más allá del medievo, las disputas seculares entre las tierras de realengo y de la Orden de Santiago anexionaron y desgajaron villas de esta perillanura a favor de Montiel-Villanueva de los Infantes al Oeste o de Alcaraz al Este. Así, el marco de referencia tradicional para definir la comarca ha sido el mapa de las Relaciones Topográficas de Felipe II, el cual comprendía 19 villas y 5 aldeas en torno a Villanueva de los Infantes, en las actuales Albaladejo, Alcubillas, Alhambra, Almedina, Carrizosa, Castellar de Santiago, Cózar, Fuenllana, Membrilla, Montiel, Ossa de Montiel, Puebla del Príncipe, Ruidera, San Carlos del Valle, Santa Cruz de los Cáñamos, La Solana, Terrinches, Torre de Juan Abad, Torrenueva, Villahermosa, Villamanrique, Villanueva de la Fuente y Villanueva de los Infantes. Excepto la albaceteña Ossa de Montiel, todas se hallan al Sureste de la actual provincia de Ciudad Real y algunas de ellas –Membrilla, Castellar de Santiago y Torrenueva– se sitúan en la periferia Oeste de la altiplanicie.

No obstante, las “fronteras” se amplían con la propia configuración de perillanura. Los territorios anteriores forman la mitad occidental y más elevada de toda una unidad fisiográfica que también es denominada como Campos de Montiel y que alberga otros municipios como El Ballestero, El Bonillo, Povedilla, El Robledo y Viveros. La confusión terminológica se completa si se atiende a la existencia paralela hasta 1835 de la Comunidad de Pastos del Campo de Montiel –que incluía las tierras jieeneses de Beas y Chiclana de Segura– y a la amplitud del partido judicial de Villanueva de los Infantes, el cual llegó hasta tierras santiaguistas de la Región de Murcia, como Moratalla, Cieza o Caravaca de la Cruz. Así pues, teniendo en cuenta que cualquier delimitación que se escoja como foco de nuestros estudios será susceptible de crítica, consideramos en ese orden de interés los ámbitos a estudiar. No es nuestra misión la de definir “fronteras pseudoétnicas o imaginarias” en tanto que los procesos históricos, naturales o económicos no pueden recortarse sobre un mapa.

Otras cualidades técnicas de la RECM se pueden rastrear a través de este primer volumen independientemente de su visualización digital o en papel, puesto que ambas se sirven de la misma edición. La periodicidad bianual y un número de artículos adecuado a los recursos humanos se encaminan a mantener el firme propósito de continuidad. En este sentido, el primer paso se antoja difícil –más aún cuando se trata de un proyecto dirigido y apoyado altruistamente–, pero sólo habremos cumplido nuestro cometido cuando la revista sea algo más que uno de tantos intentos fallidos o muertos el mismo día de su nacimiento. Los fallos o ausencias se deben asumir y mejorar por la Dirección Científica aunque no sin reconocer el tremendo esfuerzo que hay detrás de estas dos centenares de páginas.

Definidas las principales líneas que justifican esta revista, dejemos las presentaciones y partamos hacia cada uno de los lectores de dentro y fuera de la comarca. Seamos todos bienvenidos a este proyecto, a una nueva etapa en el conocimiento del Campo de Montiel a la que todos estamos llamados a participar directa o indirectamente.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: